Martes, 3 de julio de 2018

Un nuevo ERE en Ericsson “masacra” a 64 familias de Fuenlabrada

Nubes negras se ciernen sobre los trabajadores de Ericsson en Fuenlabrada. La compañía anunció a finales de septiembre un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta al 12% de la plantilla a nivel estatal -En toda España hay alrededor de 3.000 empleados-. 

Los trabajadores de Fuenlabrada no se escapan de este expediente. La planta de la compañía en Fuenlabrada está compuesta por una plantilla total de 392 empleados, y 64 trabajadores con sus respectivas familias son los que se han visto afectados por un ERE que está en vías de negociación hasta el próximo 19 de noviembre.

El delegado sindical de Comisiones Obreras (CC.OO) en la planta de Ericsson España y Ericsson Network Services en Fuenlabrada, Manuel Castro, denuncia que es el séptimo ERE de la empresa desde que se estableciera en la ciudad allá por 2005. Una medida que se debe, fundamentalmente, a la falta de un plan viable y desinversión en I+D. “Ericsson no tiene ningún plan de viabilidad a medio largo plazo para la compañía. La única estrategia que tiene es comprar o hacerse con competidores del sector que tienen contratos con otras operadoras. Se hacen con  su personal y cuando vence el contrato, con la excusa de que no hay los beneficios esperados, extermina al personal”, explica Castro para Al Cabo de la Calle, y se pregunta que  “dónde quedan los signos de identidad que quiere inculcar la empresa cuando luego lleva a cabo estos despidos”, para volver a denunciar que “los empleados se desechan sin más. Hay una pérdida de calidad en el empleo” y se está llevando a cabo “un relevo generacional encubierto”, utilizando como herramienta el Expediente de Regulación de Empleo y lo laxa que es la legislación española en materia laboral.

Por otro lado, desde el sindicato no entienden esta medida cuando “Ericsson España obtuvo un beneficio de 6,4 millones de Euros en 2015, y facturó durante ese año la nada despreciable cantidad de 736 millones de euros, 53 millones de euros más que en el año anterior”.

Por ello, desde CC.OO piden un plan de viabilidad que garantice estabilidad laboral; concretar el desarrollo de los proyectos de trabajo, con una distribución más lógica de los puestos y horarios de trabajo, ya que según nos relatan desde el sindicato, en algunos casos se llegan a sobrepasar las mil horas de trabajos anuales. También piden más planes de formación  para adaptar las nuevas unidades formativas y una memoria de las obligaciones y ayudas que recibe la empresa de organismos.

“La gente viene ocho horas para tener un jornal para vivir y es intolerable que exterminen a 64 compañeros y sus respectivas familias de esta manera” explica Manuel Castro, que además adelanta el calendario de movilizaciones contra el ERE de la empresa. Protestas como la del próximo 15 de noviembre en  la Torre Suecia en Méndez Álvaro, junto a la M-30. O la del día 17 de noviembre, donde está previsto que se relice una huelga general en todos los centros de Ericsson en España. 

Este periódico ha intentado sin éxito conocer la versión de la empresa.