Domingo, 1 de julio de 2018

Maribel Barrientos: “Tenemos que velar por mantener las tradiciones de los ciudadanos”

Con la resaca de las fiestas patronales recién terminadas, la concejala de Cultura de Fuenlabrada, Maribel Barrientos, habla para Al Cabo de la Calle del desarrollo de todos los festejos y sin dejar ningún tema en el aire.

¿Están satisfechos desde el Gobierno local con el desarrollo de las fiestas?

Las fiestas requieren un trabajo de muchísimos meses y siempre esperas que sean las mejores. Pero también sabemos que hay limitaciones externas. El tiempo por ejemplo. No es lo mismo hacer unas fiestas con una temperatura idónea que con frío, como hemos tenido. Pues a pesar de eso, los vecinos y vecinas nos han acompañado en todas las actividades. Puedo dar alguna cifra de los conciertos como el de La Pegatina, al que asistieron 15.000 personas, o Sweet California, que no cabía un alma. Todo es mejorable, siempre queremos más, pero nos sentimos relativamente satisfechos. 

Sin embargo no empezaron con buen pie ya que en el pregón se pudo ver que había mucha menos gente que otros años.

Lo he compartido con otros compañeros y algunos que estaban allí. Me chocó. Fernando Cayo era un caballo ganador para tener aquello hasta arriba. Fui la primera sorprendida y pregunté a ver qué teníamos por ahí que hiciera que la gente se quedara en sus casas. Y cuando me dijeron que a las nueve menos cuarto empezaba la Champions que jugaban Barça y Atlético, entonces no había que buscar más allá. Cuando hay grandes partidos de fútbol todo pasa a segundo plano. También llovió e hizo frío y lamentamos que no hubiera más personas porque fue uno de los mejores pregones de los últimos años.

En esta edición ha destacado la afluencia masiva de vecinos a los actos religiosos. ¿Por qué no hay representación institucional en estos?

Bueno es una costumbre ya. Somos el PSOE: un partido abierto, tolerante y que no está en contra de ningún tipo de religión, pero tampoco tiene costumbre de asistir a actos religiosos. Yo de vez en cuando sí que he ido y depende también de la agenda, de que no tengamos tanta actividad que nos impida no estar en todas y compaginarlas, pero no es siempre posible. Ha habido años que sí he estado y otros, como este, que no me he podido acercar. Pero ellos saben que a pesar de que no es una costumbre que esté asentada bajar a las procesiones lo que sí que hacemos es poner absolutamente todos los medios para velar porque salgan y el recorrido esté impoluto. Somos muy cuidadosos para que la procesión, con nosotros o sin nosotros, salga con mucha luz, mucho lustre y todos ellos estén pendientes del acto y no de los defectos que puedan encontrar, que ya nos encargamos nosotros de que no existan.

Los toros también han levantado la polémica en estas fiestas con la manifestación protauria de hace una semana. ¿Pueden estar tranquilos los aficionados de que Fuenlabrada va a seguir teniendo estos festejos?

Incluso en los momentos más duros, siempre hemos dicho que la actividad taurina de nuestra ciudad viene de la tradición, que hay muchos ciudadanos aficionados al arte de los toros y que de aquí han salido grandes toreros y banderilleros y que hay un gran arraigo en la ciudad. Nosotros como Gobierno tenemos que velar porque los deseos o las tradiciones de los ciudadanos, siempre que estén dentro de la legislación vigente, se mantengan. Esto no significa que no tengamos en cuenta a otros ciudadanos que desean que lo asuntos taurinos dejen de existir. Lo que hacemos es velar porque haya respeto y tolerancia por ambas partes y nos reunimos con unos y otros.

En este sentido, ¿qué opina de las acusaciones de maltrato que han hecho algunas asociaciones antitaurinas?

El equipo de Gobierno cumple la normativa de forma rigurosa. Yo puedo garantizar que no hay maltrato a los toros, porque estoy allí en los encierros. Es más, tenemos profesionales contratados para que velen porque nadie maltrate al toro. Es cierto que cuando el animal está en la calle y hay multitud siempre hay quien echa un capote y lo para, y es muy complicado llevarlo a los cajones de llegada. En ese momento intentamos sacar a los cabestros cuantas veces sean necesarias para que se hermanen, pero también los paran y es complicado. Yo puedo asegurar, y para eso tengo a los veterinarios conmigo, que si yo misma veo que el toro tiene dificultades o le cuesta caminar, pido que se retire e incluso lo subimos arriba para evitar que sufra. Pero sí es cierto que hay mozos, y no de aquí precisamente, que le echan el capote, pero somos muy rigurosos y ponemos los medios para que el toro no sufra. Yo soy la primera que vela permanentemente por ello.

Cambiando de tercio, nunca mejor dicho, arranca una programación cultura llena de exposiciones y obras de teatro punteras a nivel nacional. ¿Qué no hay que perderse estos meses?

Es muy complicado recomendar una en concreto. Viene cargada la programación de muchos espectáculos y calidad. Yllana, que cumple 25 años; Hamlet, de Miguel del Arco; La Asamblea de mujeres, que viene directamente del Teatro de Mérida a nuestra ciudad. Viene Maribel Verdú con Invencible, una de las sátiras más interesantes del teatro reciente. Pero si hay una que destaca por encima de todas yo creo que es Lluvia Constante. Voy a utilizar palabras que nos son mías, pero es una de las mejores obras del año, una obra intensa, fresca y desenfadada. Una obra que los mejores críticos del mundo han dicho que esta es la obra. Y más distendido Los vecinos de arriba o la actuación de David el Guapo.  Y sin olvidar el Centro de las Artes Tomás y Valiente, que abre la temporada con la colección de Es Baluard y los encuentros literarios, por lo que nivito a los vecinos y vecinas a que disfruten de esta programación.

En este sentido y para concluir: ¿Cual es la receta para que Fuenlabrada sea considerada un referente a nivel cultural?

La receta es bastante sencilla. Es querer. Cuando manejas un presupuesto puedes querer varias opciones. Apostar por la cultura o no. Pero apostar a lo grande. Nosotros lo que hacemos es tener un proyecto muy serio, muy trabajado, porque hemos hecho una gran apuesta por la Cultura. Es cierto que muchos compañeros de toda España, ¡incluso de Bélgica!, nos ven como una referencia. Da vergüenza decirlo, pero es así. Si uno quiere, saca adelante lo que desea, pero hay que querer y esto no es lo habitual. Tengo mucha suerte de contar con un equipo donde todos somos apasionados de la Cultura, con ganas de seguir creando y tenemos un alcalde que cree de verdad que la Cultura es necesaria en la sociedad. Son nuestros factores, pero fundamentalmente es querer, porque además es nuestra obligación.