Sábado,26 de diciembre de 2020

Un Asunto Real: La Revolución a través del amor

Un médico ilustrado ansioso de libertad (Mads Mikkelsen); un Rey trastornado alejado de la realidad (Mikkel Boe Følsgaard); y una Reina joven, pero bien preparada (Alicia Vikander).  Este es el triángulo en torno al cual gira Un Asunto Real, la película producida por el genio Lars Von Trier y dirigida por Nikolaj Arcel  y que ha sido nominada al Oscar 2013 a la Mejor Película de Habla no Inglesa en la última edición de los premios de la Academia.

Sinopsis

Con la Europa prerevolucionaria del siglo XVIII de fondo, la Reina Carolina Matilde viaja desde Londres a Dinamarca para casarse con el Rey Cristián VII. El Monarca es un niño enjaulado en el cuerpo de un hombre. Esta circunstancia es aprovechada por el Consejo de Estado, dominado por el clero y una aristrocracia podrida, conspiranoica, vil y tiránica, para gobernar los designios del pueblo danés.

Sin embargo, la nobleza ve tambalear su poder cuando aparece en la Corte el médico personal del Rey, Johan Strunsee, un ilustrado alemán que influirá en la infantil mente del Rey para traer la libertad al país.

Paralelo a las intrigas políticas, Arcel narra la historia de amor más dramática que ha vivido Dinamarca hasta la fecha, entre Strunsee y la Reina Carolina Matilde. Un trágico romance que dejará huella a partir del próximo 1 de marzo en los cines españoles.

“¿Qué hay de malo en que un ciudadano hable?”

Bajo esta premisa, Strunsee consigue llevar a cabo una de las revoluciones más sorprendentes y hermosas de la historia. A través de la palabra y la razón, el médico, junto a la Reina y varios intelectuales de la época, logra iluminar un país sumido en las tinieblas del Antiguo Régimen.

La lucha entre la luz y la oscuridad, reflejada en una fotografía y un vestuario que recuerdan -salvando las distancias- a las magnificas El Gatopardo de Visconti o el Barry Lyndon de Stanley Kubrick, es un elemento constante en un guión sólido, ganador del Oso de Plata en el Festival de Berlín de 2012. Cierto es que en ocasiones se vuelve denso, perdiendo la fluidez que marcan unas magníficas interpretaciones donde, por encima de todos, destaca Mads Mikkelsen (Wilburn se quiere suicidar, Casino Royale, La Caza) en el papel de Strunsee, el ilustrado héroe que no solo conseguirá arrebatar el corazón de la Reina sino también del público.

En definitiva, una verdadera historia real; conmovedora, dura y espectacular, donde el único pero, aparte de la densidad del guión, se halla en la tendencia que tiene el director a mostrar todos los detalles al público, no dando lugar a que éste desarrolle su imaginación a través de las sensaciones que trasmiten los personajes. Quizá por eso no llega a conectar del todo con el espectador, que debería salir del cine con el ansia de releer a Voltaire, Kant o Rousseau y dejar que la libertad, el saber y la razón que nos enseñaron los ilustrados inunde nuestras venas en una época en que mucha falta hace.


Vídeos de YouTube relacionados

Loading...
Loading...